Como entrenar y sentirse seguro de uno mismo sin llegar al fracaso

¿Sabías que ENTRENAR con un COMPAÑERO es igual a un FRACASO SEGURO?

Si queréis comenzar a entrenar y realmente necesitáis o sois disciplinado, no comencéis con un compañero de ejercicio ya que os aseguro que terminareis abandonando

A cualquiera de vosotros os a pasado que cuando queremos o pensamos inscribirnos en el gimnasio o simplemente queremos comenzar una rutina de entrenamiento de cualquier índole, lo primero que hacemos es buscar un compañero de trabajo (aquel capaz de motivarnos en los momentos en los que ya desistimos de seguir con la rutina de entrenamiento), pero, lo que no todos tomamos en cuenta es que es precisamente eso lo que nos lleva directo a un rotundo FRACASO (aunque no lo creáis).

-Oye compañero estáis pasado de severo en estos días- Vale, Vale… Debo admitiros que entrenar con un amigo puede tener un par beneficios, os explico:

  • Permite que ambos os sintáis motivados (en la mayoría de los casos)
  • Siempre tendréis un ayudante a la hora de completar unas cuantas repeticiones adicionales sin que se os venga el peso encima chaval

¿Estáis contento con estos aspectos positivos? Pues no os apresuréis ya que esto a su vez trae algunas consecuencias que son de bastante importancia (y os aseguro que abandonareis el objetivo a mediano plazo)

  • Simplemente dependerás de esa persona, no esperéis que tu compañero este todo el tiempo disponible, ya que eso (ni para vosotros mismos es posible) es poco probable que ocurra
  • Te apuesto mi lo que sea que cuando esa personita se aburra tu terminaras haciendo lo mismo con la magnifica excusa de no tener con quien ir a entrenar
  • Todos tenemos agendas ajetreadas (incluso un chaval que asiste a la escuela secundaria), y tu acompañante no será la excepción (os aseguro) y por ende ambos tendréis que estaros de acuerdo todos los días para así coincidir con vuestro amigo(a), teniendo en cuenta que algunos días será complicado para ti y otros para él, pero, como quieren entrenar juntos, hacen todo lo posible para que sus agendas vayan a la par haciendo que ambos se compliquen, dando como resultado un abandono de los entrenamientos (dado que por las mismas complicaciones de los horarios hacen que terminen desistiendo)
  • Si tu compañero se ausenta por un día, os tocará tomar la rutina en solitario (algo desmotivado por no tener a vuestro compañero de apoyo), cosa que posiblemente te afecte a la larga si la situación se vuelve recurrente ya que terminareis por abandonar
  • Muy parecido al punto anterior, si vuestro compañero es el encargado de llevaros con su coche, y por alguna razón no puede buscaros, olvídalo, de seguro ni harás el más mínimo esfuerzo por asistir
  • Cada persona es distinta (obvio), pero, lo que os quiero decir es que, posee características, necesidades, capacidades, condición física, fuerza, resistencia y objetivos particulares que en muchos (para no decir todos) casos, suelen diferenciarse de los vuestros, por lo que una rutina que puede ser optima para ti no quiere decir que también lo será para ella, y alguno de los dos terminará acoplándose al otro, sin ver los resultados y por lo tanto terminaran tirando la toalla

Creo que con estas palabras enteréis el por qué no recomiendo que practiquéis o entrenéis con algún compañero, recuerda que tendrás muchas más posibilidades de abandonar de lo que os imagináis y por eso decía cuando comenzamos este post, “Esta posibilidad puede llevaros al fracaso

Ahora claro está, si os planificáis para entrenar solo, no tendréis ninguno de estos inconvenientes, ya que no habrá razón para que abandonéis (a menos que no querías seguir por algún motivo personal) y, sobre todo, estaréis haciendo la rutina optima para vuestro cuerpo y estilo de entrenamiento.

Si te gusto este artículo, no olvides compartirlos con todos tus compañeros y amigos para que le os digáis que no es que vosotros no queréis empezar a entrenar con él si no que no es lo más recomendable (ni para él ni para vos)

¡Comparte y no olvides pasarte por los otros posts!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *